lunes, 10 de febrero de 2020

Hasta el descanso (83-69)

Chris Czerapowicz (foto: ACB Photo)

El Obradoiro aguantó durante los 2 primeros cuartos la igualdad en el marcador pero fue arrollado tras el paso por los vestuarios por un Baskonia superior y que encontró a un imparable Shengelia para sentenciar con rotundidad el partido. Los de Moncho Fernández recuperaron la desventaja inicial de la mano desde el triple de Brodziansky y sobre todo del trabajo interior de Kravic (20+13 para 25 de valoración al final), llegando incluso a tener ligeras ventajas al inicio del segundo cuarto (23-28). Unos buenos minutos de Daum alargaron el equilibrio hasta el borde del descanso, aunque un triple de Shengelia sobre la bocina final elevaba la renta local al +6 (45-39). Sin embargo, la resistencia obradoirista llegó hasta ahí, y en el tercer cuarto el equipo se vio desbordado entre pérdidas y malas transiciones, sin tiro exterior ni rebote, frente a un rival que se iba con claridad en el marcador, ya 16 arriba al final del tercer cuarto (68-52). La ventaja baskonista llegó a ser de hasta 21 puntos mediado el último período (75-54), aunque entre Brodziansky y Daum aprovecharon los minutos finales para arreglar un poco los números y bajar a 14 la desventaja en el marcador (83-69). Con este derrota, el Obradoiro llega al parón de febrero en la posición número 13 con un record de 9-12, con 4 partidos de ventaja sobre los puestos de descenso y 2 de desventaja sobre las 2 últimas plazas que dan acceso a playoffs.

Partido complicado para el Obradoiro con su visita a un Baskonia en franco crecimiento y necesitado de triunfos. Los de Dusko Ivanovic comenzaban las hostilidades con Christon, Janning, Shields, Shengelia y Eric, mientras el Obra, con la baja por lesión de Spires, lo hacía con Pozas, Magee, Czerapowicz, de Zeeuw y Kravic. El partido no comenzaba bien para los nuestros, con pérdidas en ataque y superados en la lucha reboteadora, para el 5-0 de salida, pero el acierto en los triples de Pozas y Magee mantenía al equipo en la pelea. La sangría en el rebote, con Eric superando a Kravic por dentro, era una constante, mientras en ataque todo se reducía a intentar triples sin acierto y la ventaja local se iba ya a 8 puntos (15-7). Los cambios en la pareja interior, con Kravic de nuievo en pista junto a Brodziansky, le daban aire a los nuestros, que con 3 tiros libres del eslovaco tras falta en su intento triple y un mate tras rebote en ataque del serbio volvían a la carga. Kravic cargaba con éxito el rebote ofensivo y Czerapowicz se estrenaba con un difícil tiro a tabla, mientras Brodziansky acertaba con el triple por partida doble desde ambos laterales para poner 2 arriba al Obra (18-20). El cuarto terminaba con empate en el marcador tras otro rebote defensivo perdido más por los nuestros (20-20).

El Obra pasaba por sus mejores momentos del partido al inicio del segundo cuarto. Kravic encontraba su sitio en el partido, generando en ataque con sus habituales penetraciones desde la bombilla y sumando rebotes y aciertos en defensa. Font anotaba una buena suspensión de media distancia y asistía para el tiro de 4 metros de Daum para poner al Obra 5 arriba (23-28), aunque una pérdida del norteamericano permitía la canasta fácil local. Kravic machacaba el pick and roll con Navarro pero sufría atrás el 2+1 de Diop, aunque Aleix Font sumaba un triple a sus buenos minutos en cancha. El partido se equilibraba con pérdidas por ambos bandos, con mucha intensidad en defensa pero poco acierto en el tiro. Pozas robaba para lanzar el contraataque en mate de Daum y el norteamericano asistía bajo el aro a Kravic para volver a empatar el partido (37-37). Daum fallaba un par de triples consecutivos, pero fintaba a su par en el poste bajo para machacar con contundencia. El goteo de tiros libres locales y una pérdida ante la presión a saque de fondo sumaban para un mal final de cuarto que era rematado por el triple sobre la bocina final de Shengelia para el +6 baskonista al descanso (45-39).

Un buen 2+1 de Czerapowicz en un tiro frontal de 5 metros y una falta en ataque forzada por de Zeeuw daban inicio al tercer cuarto, pero pronto comenzaba a naufragar el barco obradoirista. El Obra sufría en ataque para mover el balón y no encontraba el tiro exterior, mientras los locales comenzaban a anotar con más fluidez. Kravic aprovechaba un pase de Pozas tras un balón suelto para machacar, pero Christon seguía castigando con sus penetraciones y nuestro ataque era cada vez más espeso. El serbio palmeaba un forzado intento de de Zeeuw, pero el goteo de triples errados continuaba sin remedio, con Christon generando dolores de cabeza a nuestra defensa con su movilidad. Beliauskas debutaba en la liga supliendo a un desafortunado Pozas, con Shengelia lanzando a los suyos ya por encima del +10 y la casi solitaria oposición de Kravic, de nuevo anotando en semigancho, pero era insuficiente ante la clara superioridad local.El debutante Beliauskas sumaba errores y el Baskonia se iba de 16 con canastas fáciles en transición (64-48), con Kravic de nuevo cortando la sangría en otra bandeja en penetración. A pesar de un par de libres de Czerapowicz tras falta a su penetración, el Obra ya caminaba sobre el alambre y no parecía tener recursos para volver a igualar la lucha, con la defensa cada vez menos acertada en el rebote y una desventaja que se iba de nuevo a los 16 puntos al final del tercer cuarto (68-52).

Con todo prácticamente sentenciado, Daum comenzaba el último cuarto anotando tras cazar el rebote ofensivo. Los nuestros todavía intentaban ser activos en defensa, pero seguían atascadísimos en ataque y así era imposible reducir distancias. Un par de aciertos en ataque locales rompían definitivamente el partido ante la sequía obradoirista, con 21 puntos de renta a falta de menos de 6 minutos y medio (75-54). Pozas asistía a la bandeja de Kravic pero perdía otro balón, aunque el Obra no bajaba los brazos a pesar de estar el partido tan decantado. Daum continuaba peleando, unas veces con más acierto que otras pero siempre con actividad, aunque las pérdidas seguían permitiendo canastas fáciles al rival. Un triple de Magee rompía la horrorosa racha desde los 6,75 del equipo, sumándose a la tardía racha triplista Brodziansky y Mike Daum, ya sin otro objetivo que terminar el partido con buena cara. Una canasta bajo aro de Brodziansky daba remate al partido con una honrosa desventaja de 14 puntos, ya con la perspectiva de las 2 semanas sin competición ante el tramo final de la temporada (83-69).

Datos a destacar

  • el Obra hizo lo que pudo ante un rival que va dejando atrás su mal momento y ahora mismo está físicamente a un nivel superior (como plantilla ya lo está, como corresponde a un equipo de Euroliga). Mientras entraron los triples el Obra aguantó, pero la defensa local ahogó nuestro ataque (15 triples errados consecutivos y apenas actividad por dentro) y la lógica se fue imponiendo poco a poco en el marcador tras el descanso
  • 16 pérdidas (que dieron 25 puntos al rival), la sangría en el rebote (41-28, y 17 ofensivos del Baskonia) y de nuevo por debajo del 30% en triples. Los problemas habituales del Obradoiro, sobre todo a domicilio, que sacan a relucir las limitaciones del equipo muy claramente. El rival, con su intensidad física hasta el final, fue madurando el partido sin tampoco necesitar una gran acierto, pero la calidad de Christon y Shengelia en particular fueron suficiente para decantar el partido con claridad
  • DEJAN KRAVIC: muy buenos números del serbio, que ya estaba en doble-doble antes del descanso. En defensa hizo buenas ayudas aunque sufrió por dentro con las torres rivales, pero en ataque sacó partido de su penetración habitual y cargó muy bien el rebote de ataque (¡9 rebotes ofensivos!). Intentó generar juego desde la bombilla, pero la defensa rival leyó bien esa situación y cortó varios balones, pero con todo Dejan fue el único que mantuvo al equipo con vida cuando todo fallaba. 20+13+1+3 en 34 minutos, con 3 pérdidas, para 25 de valoración
  • PEPE POZAS: casi nunca estuvo cómodo en el partido, muy atascado en la dirección y sufriendo muchísimo ante un jugador muy hábil con el balón como Christon. El malagueño tampoco estuvo fino en el tiro y acabó sumando varias pérdidas ante la presión defensiva rival, completando un expediente más bien pobre. Habrá mejores días. 3+1+6 en 22 minutos, con 5 pérdidas, para -1 de valoración
  • FLETCHER MAGEE: aparte de un par de triples, el norteamericano apenas participó en el partido con acciones reseñables. La intensidad física rival no le permitió muchas opciones en ataque y ya sabemos que sin tiro su juego pierde casi toda su producción. En defensa hizo lo que pudo, con sus consabidas limitaciones. 6+0+1 en 25 minutos, para 1 de valoración
  • CHRIS CZERAPOWICZ: intentó aportar dureza física atrás pero en ataque no tuvo un buen día en el tiro (0 de 4 triples) y no tuvo un día demasiado fino en general. Cuando penetró sacó faltas, pero no lo pudo hacer en muchas ocasiones ante la espesura del movimiento de balón del equipo. 8+2 en 22 minutos, con 4 faltas provocadas, para 5 de valoración
  • MAX DE ZEEUW: duro atrás pero desacertado en ataque. El belga siempre pone intensidad en la cancha, pero en esta ocasión le faltó acierto en sus acciones, superado por un Shengelia que tiene un nivel de élite. 0+0+1 en 20 minutos, para 0 de valoración
  • VLADI BRODZIANSKY: en defensa lo pasó mal ante los interiores rivales superiores en peso, aunque en ayudas intimidó en varias ocasiones, mientras en ataque apenas pudo jugar desde el poste bajo y limitó su actividad al triple (3 de 5 triples). Mejores números que rendimiento real en esta ocasión, aunque no bajó los brazos hasta el final. 14+4+1 en 25 minutos, con 3 tapones, para 16 de valoración
  • MIKE DAUM: intenso y activo en ambos lados de la cancha, tanto de alero como de ala-pivot. El norteamericano no acertó con el triple (hasta el que anotó en el último minuto) pero cargó el rebote de ataque y trabajó bien bajo el aro. En defensa intentó cerrar el rebote y estuvo a buen nivel de intensidad, dentro de la tónica gris del equipo. 13+5+1 en 24 minutos, para 13 de valoración
  • DAVID NAVARRO: jugó sus minutos como segundo base, con un buen trabajo en el segundo cuarto, sin cometer errores y con buena actividad, aunque sin poder tampoco frenar al escurridizo Christon. Después ya apenas tuvo participación tras el descanso. 0+0+3 en 11 minutos, para 3 de valoración
  • ALEIX FONT: buenos minutos en el segundo cuarto, moviendo el balón y anotando un triple, pero fue perdiéndose en malos tiros y empañando algo su buen comienzo con el paso de los minutos. 5+1+1 en 10 minutos, para 4 de valoración
  • LAURYNAS BELIAUSKAS: debutó el lituano en liga, con más sombras que claros. Muy agobiado por la defensa de Christon, apenas miró al aro en una ocasión y sin éxito, mostrándose dubitativo en el manejo de balón y el pase. Es pronto para juzgarle, recién llegado como está. 0+0+2 en 7 minutos, con 2 pérdidas, para -2 de valoración
El Obradoiro cayó con claridad ante un rival que en condiciones normales nos tiene que ganar con suficiencia y que cumplió con la lógica. Nuestro equipo sigue muy mermado en su rotación, sin Calloway ni Spires en la convocatoria y sin Muñoz ni Kostas en cancha, lo que lejos de Sar y sin un acierto fuera de lo normal en en tiro se acaba notando de forma nítida. Con todo, esta era una derrota más que asumible, y la situación del Obra en la tabla al llegar al parón de febrero se habría firmado con los ojos cerrados a principios de temporada. Las 2 semanas de descanso competitivo han de servir para recuperar lesionados y reorganizar al equipo, con un colchón de 4 partidos que permite trabajar con tranquilidad para afrontar el tramo decisivo de la temporada en muy buenas condiciones.

2 comentarios: